21/04/2014

Carlos Tiscar

prevnext
CarlosTíscar. Foto de Juan Martínez Lahiguera

CarlosTíscar. Foto de Juan Martínez Lahiguera

Silla ECO, diseñada para Capdell

Silla ECO, diseñada para Capdell

Separadores LINKED, diseñados para Girsberger

Separadores LINKED, diseñados para Girsberger

Programa de bancos y mesas OTTO, diseñado para Girsberger

Programa de bancos y mesas OTTO, diseñado para Girsberger

Programa de tapizados SUM, diseñado para Koo International

Programa de tapizados SUM, diseñado para Koo International

Sillón ORIGAMI, diseñado para Offecct

Sillón ORIGAMI, diseñado para Offecct

Silla LOUIS IX, diseñada para Offecct

Silla LOUIS IX, diseñada para Offecct

Sillas CITY, diseñadas para Sellex

Sillas CITY, diseñadas para Sellex

Mesas modulares FAST, diseñadas para Sellex-Leland Int.

Mesas modulares FAST, diseñadas para Sellex-Leland Int.

Programa de oficinas EXE diseñado para Hodema

Programa de oficinas EXE diseñado para Hodema

Cuna ELEPHANT diseñada para Oeuf

Cuna ELEPHANT diseñada para Oeuf

Mobiliario infantil TOP, diseñado para BM 2000

Mobiliario infantil TOP, diseñado para BM 2000

Estantería de pared ALTAVOZ, diseñada para Karl Andersson

Estantería de pared ALTAVOZ, diseñada para Karl Andersson

Librería INDEX, diseñada para Liv it by Fiam

Librería INDEX, diseñada para Liv it by Fiam

Cubo para hielo SOLOMON, diseñado para Italesse

Cubo para hielo SOLOMON, diseñado para Italesse

Piezas de cerámica APAT, diseñadas para Sagem Ceramics

Piezas de cerámica APAT, diseñadas para Sagem Ceramics

Carlos Tíscar se graduó en la Escuela de Artes Aplicadas de Valencia en 1982, en la especialidad de Diseño Industrial. Dos años después, se trasladó a Italia para estudiar en la Scuola Politécnica di Milano (1984-85). Comenzó a dedicarse profesionalmente al diseño como miembro del grupo Factoría Diseño Industrial (1987), y posteriormente, como socio de la consultora Gesto Design Management (1991). En 1993 fundó su propio estudio en Valencia. Actualmente realiza proyectos de mobiliario de hogar, instalaciones y oficina, así como objetos domésticos y juguetes.

 

Carlos Tíscar nos habla sobre la metodología de trabajo de su estudio, su concepción del diseño, sus experiencias fuera de España y sus nuevos proyectos.

 

Interiors From Spain: ¿Cuál es su metodología de trabajo?

 

Carlos Tíscar: Mi metodología es muy sencilla; estudio, en la medida de lo posible, el pasado, los antecedentes que hay documentados en la tipología de objeto que tengo que diseñar.  De esta manera veo la evolución de esa tipología, la riqueza de las diversas interpretaciones, el espíritu de cada época, etc. Con toda esa información más un estudio riguroso del mercado actual empiezo a pensar en posibilidades para el nuevo diseño. También considero las potencialidades de mi cliente y sus debilidades, así como inconscientemente empleo mi bagaje cultural en el proceso. Después empleo métodos muy sencillos pero eficaces, como el preguntarse, ante una posible solución, el por qué no se ha hecho antes. Las respuestas, que casi automáticamente se producen, te dan muchas pistas para proceder…

 

Interiors From Spain: Su carrera profesional comenzó a finales de la década de los ochenta. ¿Qué diferencia encuentra entre el diseño que se realizaba en España a finales de pasado siglo y el actual?

 

Carlos Tíscar: Por un lado está el hecho de que había relativamente pocos autores en la escena del diseño, en comparación a la situación actual. Esto marca una diferencia en cuanto a la cantidad y también diría que era un diseño más personalizado, menos uniformado que ahora, porque el grado de globalización no había alcanzado los niveles de hoy en día. Los diseñadores no disponíamos del caudal ingente de información que tenemos hoy sobre productos y sobre el trabajo de otros diseñadores, de cualquier parte del mundo.

 

Interiors From Spain: ¿Cómo definiría su diseño y cuáles son sus fuentes de inspiración? ¿Cómo ha evolucionado su trabajo a lo largo de los años?

 

Carlos Tíscar: Yo considero que mi diseño es de corte clásico, dado que busca provocar una sensación de familiaridad en el usuario. Mis objetos casi nunca incorporan adornos o partes innecesarias, con lo que resultan muy sencillos y austeros. En cuanto a mis fuentes de inspiración, procuro que sean variadas y casi siempre pertenecen al ámbito cultural; arquitectura, arte, especialmente la escultura, el teatro. Otra fuente de inspiración es la observación de la gente y la vida cotidiana, y también me interesa mucho e influye el pasado, porque encuentro muy interesantes e inspiradores los periodos y autores del siglo pasado, de las décadas comprendidas entre 1930 y 1970.

 

En cuanto a la posible evolución de mi trabajo yo no soy muy consciente de ello, no noto grandes diferencias respecto a cuando empecé, lo cual no sé si es bueno o malo…Quizá mi evolución estriba en que cada día soy más consciente de lo difícil que es diseñar bien.

 

Interiors From Spain: Como presidente de la ADCV (Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana) ¿qué les aconsejaría a los jóvenes diseñadores que acaban de graduarse?

 

Carlos Tíscar: Pues lo primero, que hicieran una reflexión en profundidad acerca de la manera en la que quieren ejercer esta profesión; qué aspectos les motivan y cuáles pueden ser sus puntos fuertes a la hora de proponer su oferta en el mercado. Lógicamente también les animaría a conocer la ADCV, un colectivo muy activo que les puede proporcionar ayuda para empezar a relacionarse e integrarse en el ámbito profesional.

 

Interiors From Spain: Su estudio ha diseñado producto para firmas de Italia, Suecia, Suiza y EEUU. ¿Qué le ha aportado como diseñador esta experiencia de trabajo con firmas internacionales? ¿Qué es lo que aprecian estas empresas del diseño que se crea en España?

 

Carlos Tíscar: Es muy interesante conocer como estas firmas gestionan los temas relacionados con el diseño. La mayoría de mis clientes extranjeros tienen un grado de madurez en esto envidiable y eso facilita enormemente la relación empresa - diseñador. Personalmente el trabajar con empresas extranjeras me aporta información más directa sobre el mercado internacional y esto redunda en la concepción de los productos que diseño.

 

En cuanto a cómo ven nuestro diseño, la percepción que yo tengo es que consideran que el diseño español está al nivel de cualquier otro diseño europeo y aunque es un poco tópico, valoran nuestra espontaneidad, en contraste con un tipo de diseño más rígido como el centroeuropeo.

 

Interiors From Spain: Usted participó en 2013 en el seminario “Industrial Designers Made in Spain” organizados por ICEX y la Oficina Comercial de España en Tokio (Japón), y enmarcados en la Tokyo Designers Week. Háblenos de su experiencia y resultados.

 

Carlos Tíscar: La experiencia fue buena y sorprendente. Aunque conocía bastante bien el diseño japonés, el estar en la ciudad de Tokio y visitar la Tokyo Designers Week fue muy enriquecedor. Como esta participación no tenía un objetivo comercial, al menos este primer año, no ha habido resultados en este sentido. También es verdad que cuando uno es consciente de la potencia industrial que es Japón y de lo maduro que está el sector del diseño, aplicado a casi cualquier tipo de empresa, duda de que pueda contribuir en algo, a nivel de diseño, en ese país…

 

Interiors From Spain: La gastronomía española ha revolucionado la forma de hacer cocina en el mundo por su innovación y por el liderazgo de sus chefs. En su opinión ¿Qué les falta al diseño español y a nuestros diseñadores para dar ese salto cualitativo?

 

Carlos Tíscar: Pues en primer lugar creo que es necesario trabajar en la identificación de los actores del sector, más allá de los ejemplos más conocidos y en una difusión que apueste por la cantidad, aparte de la calidad, sin que ello implique un aspecto negativo. Me explico; en mi opinión España tiene excelentes diseñadores, en muchos más sectores  que el del equipamiento para el hábitat y excelentes empresas que implementan diseño de una manera estructural.

 

Haría falta que todos hiciéramos más por difundir el mensaje de que este es un país con muy buen nivel de diseño. Para esto es indispensable también que las instituciones públicas interioricen esta idea. El discurso público de la innovación, internacionalización y competitividad, tan verbalizado en los últimos años, casi nunca contempla el diseño como un activo importante y estratégico. Un indicio del poco aprecio e interés que las instituciones públicas tienen por el diseño fue el cierre del DDI, o el que el Premio Nacional de Diseño se haya pasado a denominar como de “Innovación y Diseño”, como si al diseño por si solo le faltara entidad.

 

Interiors From Spain: ¿En qué proyectos está trabajando actualmente? ¿Tiene previsto realizar algún nuevo proyecto fuera de España?

 

Carlos Tíscar: La verdad es que estoy trabajando en temas muy variados. A nivel nacional, en una colección de sillas en madera y tapizado llamada “She” para Capdell, que se presenta en la próxima feria de Milán; una mesa de hogar en madera, también para Capdell, llamada “Pla” que se presentará en la próxima bienal de Kortrijk; una colección de muebles infantiles y juveniles en melamina, con la marca “Plural & singular”, para Muebles Piferrer, parte de la cual se podrá ver en la feria de Milán; una mesa de hogar e instalación en aluminio llamada “Smooth”, que seguramente se presentará en la próxima feria Orgatec. También estoy preparando una colección cápsula de sofás, que se presentará el año que viene.

 

Para empresas extranjeras he diseñado una percha mural infantil en madera torneada para la empresa neoyorquina Oeuf, que está desarrollando ahora los primeros prototipos; un papel decorativo para una empresa alemana y una mesa con base en madera para una empresa suiza, que posiblemente se presentará en Orgatec.

 

Interiors From Spain: ¿Tiene algún proyecto que no tenga un cliente asignado?

 

Carlos Tíscar: Pues sí, bastantes, de hecho lo mío es como lo del iceberg…Un proyecto que me gusta mucho y para el que no he encontrado productor es una colección de juguetes educativos.

 

Interiors From Spain:  Para terminar, usted se ha definido como un diseñador azul marino. ¿Qué nos quiere transmitir con esta sugerente definición?

 

Carlos Tíscar: Pues es algo que está relacionado con una historia que ocurrió cuando yo tenía unos cinco años; mi padre tenía un Seat 1500 de color azul marino. Era un coche fantástico, de tipo americano, con el asiento delantero corrido y el cambio de marchas en el volante. Era el año 1969 y en la ciudad donde vivíamos se organizó un rally de regularidad cronometrado en el que participó mi padre junto a un compañero de oficina. Cuando vi aquel bólido azul marino con el número 5 en el dorsal de la puerta pasar a toda velocidad por la meta, adopté inconscientemente ese número y ese color como símbolos de un momento glorioso.

 

Muchos años después, para una entrevista, me preguntaron que como me definiría como diseñador. Después de darle muchísimas vueltas encontré esa definición que para mí significa varias cosas; El azul marino lleva implícito la mediterraneidad, la profundidad, la seriedad, el clasicismo… Casi inmediatamente, relacioné la definición con el recuerdo de aquel coche (un objeto cotidiano) convertido en algo extraordinario gracias a una sencilla operación (el número). Esquemáticamente, esto es lo que procuro hacer en mis proyectos.

 

Agenda

La actualidad de las ferias y eventos de interés en los que participan empresas y diseñadores españoles

infórmate
ICEXcomercio.esUNION EUROPEAGobierno de EspañaSpainbusinessfoodsandwinesfromspain